Sueldo congelado hasta 2020 para evitar despidos

Lo acordaron ayer en una reunión, con lo que la gobernadora Rosana Bertone terminó aceptando la reforma impositiva. El Gobierno quiere cerrar con todas las provincias el jueves, pero varias aún muestran sus reparos.

El Gobierno nacional llegó a un acuerdo con la gobernadora de Tierra del Fuego, Rosana Bertone, por el que reducirá progresivamente los impuestos a los productos importados electrónicos. El año que viene la alícuota bajará del 17 al 10,5 por ciento y se continuará bajando hasta llegar a un 2 por ciento en 2023. Cuando el Gobierno propuso llevarla a cero, la gobernadora afirmó que implicaba la disolución de la provincia. Ayer, la mandataria firmó junto con los empresarios locales y la UOM un acuerdo donde congelan por dos años los salarios a cambio de que no haya despidos ni suspensiones.

Hay provincias aceptan el cronograma acelerado que culmina el jueves con la firma del acuerdo y otras que plantean que es difícil que se cumpla lo que planteó el presidente Mauricio Macri.

El gobernador de Santa Fe, Miguel Lifschitz, sostuvo que “la pretensión del Gobierno de este jueves llegar a un acuerdo la veo un poco complicada”.Lifschitz estuvo ayer reunido con su equipo económico, pero no fijó una posición sobre la reforma tributaria, hasta ahora. Ya había adelantado tras el primer encuentro con Macri que podía haber “discrepancias” con algunas de las exigencias de la Nación.

Advirtió que el planteo de reducción progresiva de ingresos brutos y sellos que el macrismo plantea para las provincias puede verse como una “pérdida de autonomía tributaria de las provincias”.

En contraste, la gobernadora Bertone, quien comenzó planteando repartos a la reforma tributaria, fue la primera que le puso el gancho a un acuerdo con el Gobierno nacional.

El convenio que firmaron implica congelar los salarios por dos años –a partir de junio de 2018 y hasta junio de 2020– a cambio que de no haya despidos ni suspensiones. El secretario adjunto de la UOM de Río Grande, Marcos Linares, advirtió que originalmente las empresas proponían una reducción del 30 por ciento de los salarios. “No nos gusta, pero priorizamos la necesidad de continuar con la industria. Se vienen tiempos difíciles para los trabajadores”, indicó el sindicalista.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*