#8M : En todo el mundo reivindican la igualdad

Mujeres de países tan distantes como Indonesia, Corea del Sur, Japón o España salieron a las calles en una movilización sin precedentes.

Mujeres de todo el mundo, convocadas por organizaciones sociales, partidos y sindicatos de más de un centenar de países, reivindican hoy la igualdad frente a los hombres con cacerolazos, manifestaciones, huelgas y otros actos que han convertido este 8 de marzo –llamado «8M»– en una jornada histórica.

Y es que mujeres de países tan distantes como Indonesia, Corea del Sur, Japón o España salieron a las calles en una movilización sin precedentes. Expresan el cansancio de un colectivo que no encuentra avances en la lucha contra el machismo, por la igualdad salarial, contra el acoso y la violencia de género.

En Pakistán marcharon para pedir la «independencia» de los hombres. En Karachi, la sureña capital económica, unas mil mujeres reclamaron sus derechos. En Lahore, capital de la provincia del Punjab, la convocatoria contó con unas 500 mujeres, que caminaron al grito de «independencia y libertad». En este país musulmán y conservador ellas sufren una fuerte discriminación, entre otros en el ámbito laboral, donde su participación se reduce a un 22%.

En Japón, cientos de mujeres marcharon hoy en Tokio y en otras ciudades del país para reclamar mayor igualdad en uno de los países desarrollados donde las mujeres afrontan mayores obstáculos en todos los ámbitos.

Cientos de activistas con remeras violetas y rosas protestaron en Manila contra el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, al que describieron como uno de los peores infractores de los derechos de las mujeres en Asia.

En muchas naciones del África Subsahariana o en países con regímenes totalitarios las mujeres soportan la violencia como algo cotidiano en sus entornos, agravada por la violencia propia de los conflictos bélicos.

Resulta anecdótico hablar de conmemoraciones o actos reivindicativos de mujeres en países como SiriaIrakYemenNigeriaNíger o la República Democrática del Congo donde ni siquiera el derecho a la vida está garantizado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*