¿Cuál es el mejor momento para darle a los niños un teléfono celular?

La adicción al teléfono móvil es uno de los riesgos que más preocupan. Pero no es el único.

En primer lugar, es que un teléfono no es un juguete.Los niños suelen ejercer chantaje para conseguirlo. Todos mis amigos tienen uno (y yo soy el único que no tiene)” es la frase más habitual.

“Antes de los 12 años, los niños no necesitan por norma general un smartphoneporque pueden usar otras herramientas que hay en la casa, como la tableta o la computadora”.

“A los 12 o 13 años se añade un elemento de socialización. Entonces podemos plantearnos darles su primer teléfono, aunque siempre dependerá de cómo sea el niño”.

El pediatra estadounidense David Hill, de la Academia Estadounidense de Pediatría (AAP, por sus siglas en inglés), lo resume así: “La pregunta no es a qué edad darle un teléfono a nuestro hijo, sino qué tipo de teléfono“.

“No tiene por qué ser necesariamente un celular desde el que pueda navegar por internet”, le dice a BBC Mundo.

En esa misma línea, Álvarez señala que, más que su edad, hay que evaluar su nivel de madurez.

Pero también es importante analizar las razones que justifican por qué queremos darle un teléfono móvil “y si realmente lo necesita o si estamos cediendo ante una presión social”.

Lo más importante, advierte la especialista, es establecer unas reglas.Por ejemplo, no se debe comer con ningún aparato cerca y, sobre todo, hay que obligarles a apagar el teléfono una hora antes de irse a dormir. Y establecer consecuencias cada vez que no cumplen una regla.

Pero tan importante como fijar las normas es predicar con el ejemplo. “Los papás tienen que evitar que los niños duerman con el móvil en la habitación, pero ellos tienen que ser los primeros en hacerlo”, le cuenta Álvarez a BBC Mundo.

“La luz azul del teléfono tiene un efecto negativo en las hormonas que garantizan un sueño profundo”.

“Y escucho muchos casos de familias cuyos hijos se ponen a usar el celular a las 2:00 o las 3:00 de la mañana. Ningún niño puede rendir si no duerme bien”.

Para ello, aconseja seguir cuatro pautas:

  1. Dejar a un lado los prejuicios: no todos los niños son iguales.
  2. Buscar el momento adecuado: no lo ofrezcas como un regalo, sino como algo que le prestas.
  3. Configurar el teléfono adecuadamente: con una cuenta de usuario en la que el niño esté dado de alta como menor, de manera que necesite tu aprobación cada vez que quiera descargarse una aplicación.
  4. Establecer normas y hablar más: no se trata de prohibir, sino de establecer reglas de uso y educarles en el uso de la tecnología.

Fuente: www.bbc.com

 

 

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*