Alicia Castro: «»Es una obligación, no es un favor»

La ex embajadora argentina en el Reino Unido, Alicia Castro, celebró la identificación de los 90 soldados caídos en la Guerra de Malvinas en el cementerio de Darwin, aunque alertó que detrás del reconocimiento se esconde “un acuerdo nefasto” del gobierno de Mauricio Macri con la primer ministra Theresa May. “Esto debería ser una cuestión de derecho humanitario, es obligación de las naciones la identificación de efectivos caídos, pero el Gobierno lo quiere hacer pasar como una moneda de cambio con otras cesiones a los británicos”, advirtió la ex funcionaria en diálogo con la AM750.

“No nos están haciendo ningún favor. Esto es un llamado de alerta porque buscan legalizar la pesca en el mar argentino o peor aún innovar permitiendo la explotación de petróleo”, señaló la ex embajadora.

El pacto al que se refiere Castro, firmado entre la ex canciller Susana Malcorra y el vice canciller de Gran Bretaña, Alan Duncan, fue duramente cuestionado por sectores de la oposición y parte del oficialismo porque se regía bajo la pauta de “remover todos los obstáculos” en las islas para el desarrollo en materia comercial, de navegación, pesca e hidrocarburos de empresas británicas. “Los británicos ya exploraron las Islas y no tenemos datos concretos de cuales fueron esos resultados,  aunque sabemos que allí hay petróleo”, insistió la ex funcionaria, quien agregó que las Malvinas representan además una “fuente de riqueza inagotable” por los minerales de la cuenca del Mar Argentino”.

Luego, Castro analizó la relación actual entre Argentina y Gran Bretaña en cuanto a las distintas disputas territoriales que comparten hasta llegar a la conclusión de que en este gobierno “el reclamo de soberanía esta suspendido” y que «el sentido común que difunde y promueve el propio Gobierno y Cancillería es que reclamar soberanía es sinónimo de hostilidad”, a pesar de que son los ”invasores” los que realizan ejercicios militares en las islas . “En Malvinas hay una base militar gigantesca que tiene 1500 efectivos británicos de forma permanente que están pertrechados con aviones de combates, buques de guerra, tanques misiles y un submarino nuclear, además de un equipo sofisticadísimo de espionaje con el que están registrando esta bonita conversación”, amplió.

Por último, no negó que el submarino ARA San Juan desaparecido el 15 de noviembre pueda haber sufrido un ataque británico “dado que el gobierno ha ocultado la información que tenía sobre el submarino, su destino y su misión secreta”, aunque destacó que “ninguna hipótesis puede ser confirmada ni tampoco descartada”. “Hay que alentar los resultados de la Comisión y me parece bueno que se haya pedido que comparezca el embajador británico porque ellos tienen un submarino nuclear, una base, y por su puesto mucha información”, concluyó.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*