Descaro y justificación de privilegios

Cuando hablan como funcionarios de este gobierno, se quejan de la fuga de divisas por la desconfianza de los empresarios. Y cuando hablan como titulares de cuentas en el exterior, dicen que van a repatriar sus fortunas cuando “haya confianza en el país”. Quiere decir que ellos se tienen desconfianza a sí mismos.

El problema son todos los funcionarios de este gobierno que hacen lo mismo y ya llevan más de dos años de gestión. En especial los que dirigen la economía, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y el ministro de Finanzas, Luis Caputo, que dirigía un fondo buitre y era especialista en sacar la plata del país. Uno de los problemas básicos de este gobierno son los récords absolutos de fuga de divisas y son los mismos funcionarios de este gobierno los que generan y estimulan el problema que supuestamente debería preocuparlos.

Hay una lógica en esa contradicción en función de sus intereses como parte de una clase millonaria. Desde que Cambiemos está en el gobierno, la fuga de capitales casi se duplicó con relación al 2015. Mauricio Macri dijo que sacaba el cepo que había puesto el kirchnerismo al dólar para generar una “lluvia de inversiones”. Nunca se produjo la lluvia de inversiones, y por el contrario, la fuga de divisas fue mucho más grande que cuando existía el famoso “cepo”.

Según la agencia internacional Blumberg, Argentina es el país “emergente” que más deuda emitió en los últimos dos años. Y no consigue bajar el riesgo país.Hay una sociedad que no tiene cuentas en el exterior, que tiene que pagar tarifas desproporcionadas, que necesita trabajar con esfuerzo para sobrevivir a una alta inflación con salarios a la baja, pero que recibe en forma pasiva este discurso ofensivo que justifica las artimañas de la clase millonaria en su detrimento. 

Es un lenguaje que construye la justificación de los privilegios para algunos que pueden tener cuentas en el exterior y el sacrificio de la inmensa mayoría de los que van de a pie y, sobre todo, de los más vulnerables.

El descaro con que defienden sus cuentas offshore y los festejos porque bajó la pobreza crean ruido en la transmisión de la utopía macrista, ruidos que se suman a los tarifazos, a la insensibilidad por la tragedia del ARA San Juan, a los sablazos a las jubilaciones, a las víctimas de la represión y el gatillo fácil y a las mentiras con que han actuado en todas esas circunstancias. 

Luis Bruschtein(P/12)

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*