El Papa criticó el endeudamiento y las finanzas offshore

El Vaticano difundió un nuevo documento, aprobado por el Papa, sobre las consideraciones éticas del sistema económico y financiero en donde condena los paraísos fiscales. El informe firmado por Francisco pide más reglas para que todos tengan garantías, propone un impuesto a las cuentas offshore y avala «la imposición tributaria, cuando es justa” ya que es una herramienta fundamental para la distribución de la riqueza.

Con respecto a la deuda pública, el Vaticano la considera el resultado de una “gestión imprudente – cuando no dolosa – del sistema de administración pública». “Numerosas economías nacionales se ven de hecho agobiadas por el pago de los intereses que provienen de esa deuda y, por lo tanto, se ven en la necesidad de hacer ajustes estructurales con ese fin», advierten.

Según remarcaron desde el Vaticano, la riqueza privada acumulada en los paraísos fiscales por parte de las elites “ha casi igualado la deuda pública de sus respectivos países. El origen de esa deuda a menudo está en los pasivos económicos generados por privados y luego descargados sobre los hombros del sistema público”.

La transferencia de ingresos hacia los destinos con este tipo de beneficios fiscales -sigue el análisis- contribuye a “la creación de sistemas económicos basados en la desigualdad”. “No es posible ignorar que esas sedes off-shore se han convertido en lugares de lavado de dinero sucio, es decir, fruto de ganancias ilícitas (robo, fraude, corrupción, asociación criminal, mafia, botín de guerra…)», asegura el informe.

Esta “evasión y el lavado de dinero sucio” se transformó, según el Vaticano, en otra razón del “empobrecimiento del sistema normal de producción y distribución de bienes y servicios».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*