Termómetro de la crisis económica: más fiado, menos ventas

Luis Schreiber, presidente del Centro de Almaceneros de Río Grande, aseguró que “uno hoy trabaja el doble para ganar lo que ganaba hace un año”.

En este orden sostuvo que “uno ve que tiene un montón de clientes que no llegan a fin de mes, tenés cartera de clientes que como son los negocios de barrio yo tengo 27 años en la misma esquina y conozco a un montón de gente, muchos vienen y te piden una mano, y no puede no hacerlo, pero está difícil para todos porque a vos se te hace una montaña de plata y después uno tiene que salir a pagarle a los proveedores”.

Asimismo expresó que “la cantidad de clientes que entra es medianamente la misma, lo que baja es la cantidad de lo que consumen, la calidad de lo que consumen, vos veías que las familias antes se llevaban el asado para el fin de semana, ahora se llevan unos tallarines y listo. Ves cómo cambio el habito de consumo para hacerlo más barato”.

“También uno ve como chicos que se habían independizado de los padres hoy se están volviendo con ellos porque se quedaron sin trabajo y no pueden afrontar un alquiler, se vuelven a la casa de los padres y tratan de sobrevivir como se puede”, añadió.

Finalmente manifestó que “en este momento no se me ocurriría como almacenero contratar a una persona porque tenemos muy poco trabajo para los que hoy estamos, aquel que tiene cinco o seis empleados para arriba está complicado. Y a veces te lleva años formar a un trabajador ajustado a tu sistema, acordar un lineamiento de trabajo, para después en un caso de estos tener que ver como lo echas, y sin embargo muchas veces no podés solventar los gastos, es terrible”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*