Contra el ajuste, reclamo general

A la protesta convocada en rechazo a las políticas de la Casa Rosada adhirieron todos los gremios de transporte por lo que no habrá ni colectivos, ni trenes, ni subtes, ni aviones. La apuesta es que el centro porteño muestre un aspecto desolado.

El reclamo es por reapertura de paritarias, la suspensión de despidos y la declaración de la emergencia alimentaria, entre otras acciones para contrarrestar la crisis económica disparada en los últimos meses.

La estimación es que será una jornada con muy poco movimiento ya que desde las 0 horas se verán afectados el transporte público de pasajeros, el transporte de mercaderías, la atención en dependencias públicas, el dictado de clases en las escuelas, la apertura de comercios y la actividad de bancos. Tampoco habrá recolección de basura, recarga de cajeros automáticos, ni provisión de combustibles, mientras que estarán afectado el funcionamiento de los centros médicos, donde sólo habrá atención en guardias y el SAME.

Como es habitual, el Gobierno se apresuró a cuestionar la medida. «No es el momento oportuno», dijo el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica.

Una estimación económica del costo del paro, luego, por canales oficiosos, desde la Casa Rosada tiraron la cifra de 31.600 millones de pesos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*