Educación superior no excluyente

Las universidades del Comahue, Misiones, La Plata y Lomas de Zamora tienen proyectos tendientes a la accesibilidad, inclusión e integración de las personas con discapacidad. Advierten que el acompañamiento en el recorrido académico, la formación docente y la adecuación de los espacios son fundamentales para avanzar en una educación superior no excluyente.

“Tenemos el imperioso desafío que la política educativa reconozca a este colectivo como parte las instituciones universitarias para que se destine el presupuesto necesario que apoye a los y las estudiantes en situación de discapacidad durante su trayectoria educativa. Los avances logrados en materias de políticas destinadas a la temática son el fruto del trabajo en diálogo con el colectivo y por la tarea militante de quienes ocupan espacios de gestión”.

Palabras más, palabras menos, así se manifestaron desde cuatro universidades públicas que trabajan en la construcción de espacios cada vez más accesibles para las personas con discapacidad: la Universidad Nacional de Comahue, la Universidad Nacional de Misiones, la Universidad Nacional de Lomas de Zamora y la Universidad Nacional de La Plata.

La Universidad Nacional de Comahue decidió ir un paso más adelante y apostar por la inclusión de la comunidad sorda. Desde el año pasado, la UNCo sumó la “Tecnicatura Universitaria en Interpretación de Lengua de Señas Argentina-Español (TUILSA-E)” a su oferta académica. Hoy en día, cuentan con alrededor de 200 estudiantes.

La Facultad de Humanidades y Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM) trabaja desde 2012 con el “Programa de la Oficina de Inclusión Educativa” que busca “generar espacios de inclusión destinados a la diversidad del alumnado y, en particular, de estudiantes con discapacidad”.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*