Basura Cero, el Kintsugi ,Tips 4º

El kintsugi es una centenaria técnica japonesa que consiste en reparar fracturas de la cerámica con oro u otros materiales preciosos. Este arte de encontrar belleza en las cicatrices de los objetos se transformó para muchos en una filosofía de vida. Sus seguidores plantean que las reparaciones forman parte de la historia de un objeto y deben mostrarse en lugar de ocultarse.

Sin el lujo de esta práctica nipona, por estos pagos también está naciendo una nueva cultura de la reparación. Cada vez son más los consumidores conscientes que se niegan a tirar a la basura sus cosas y se animan a arreglarlas. Existen movimientos como el Club de Reparadores, una inspiradora ONG que convoca a los vecinos a reunirse para darle una segunda vida a sus electrodomésticos, bicicletas, anteojos o muebles.

Pero quizás el rubro que más hace crecer los rellenos sanitarios es el textil. Si bien la mayoría de la ropa en desuso se dona a distintas organizaciones civiles, los especialistas señalan que hay un creciente porcentaje de restos de indumentaria en la basura. A nivel local no hay estadísticas pero las cifras en Estados Unidos -meca del denominado fast fashion- impresionan: allí se tiran a la basura 16.030 toneladas de ropa cada año, un 811% más que en la década del 60.

“Lo mejor que podemos hacer por el planeta es usar las cosas el mayor tiempo posible. Reparar es un acto radical”, escribió el millonario ecologista Yvon Chouinard, fundador de Patagonia, una de las marcas de indumentaria que se pusieron de moda promoviendo la reutilización. Una de sus iniciativas es ‘Worn Wear’, una gira por distintas localidades de la Argentina con una máquina de coser que enseña a remendar la ropa gratis.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*