Evo Morales: «Mientras tenga la vida, sigue la lucha”

Evo Morales llegó a México como refugiado político, después del golpe de Estado que sufrió el domingo pasado. El líder del MAS contó que su vida estuvo en peligro y que la intervención a tiempo del gobierno mexicano fue clave. “Estamos muy agradecidos porque el presidente de México me salvó la vida”, fueron sus primeras palabras desde el aeropuerto mexicano.

“No por este golpe voy a cambiar ideológicamente”, destacó luego de denunciar que el ataque contra él se explica tanto por las transformaciones que logró en el país como por su origen. “Si algo de delito tengo es ser indígena, si algo de pecado es que hemos implementado programas sociales para los más humildes buscando la igualdad, la Justicia social”, agregó.

Morales viajó en un avión de la Fuerza Aérea mexicana, que tuvo que realizar varios desvíos ya que algunos países le negaron el paso por su espacio aéreo.

Se esperaba que el avión aterrizara en Ciudad de México alrededor de las 8 de la mañana, algo que terminó ocurriendo pasadas las 14:00.

Ayer a la noche, el propio Evo Morales se despidió de su pueblo. «Hermanas y hermanos, parto rumbo a México, agradecido por el desprendimiento del gobierno de ese pueblo hermano que nos brindó asilo para cuidar nuestra vida. Me duele abandonar el país por razones políticas, pero siempre estaré pendiente. Pronto volveré con más fuerza y energía», escribió en su cuenta

La partida del mandatario contó con la intervención directa del presidente electo Alberto Fernández, que mantuvo una conversación con el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador. Entre ellos acordaron el resguardo diplomático para permitir a Morales abandonar su país y refugiarse en México.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*