Llega a Netflix: «El Pepe: una vida suprema»

Cuando escuché que había un Presidente que todavía conducía su tractor y arreglaba su casa, me dije: “Este es mi hombre”, ha tenido un fuerte impacto en el mundo de la política, justamente porque es único.

Mujica es un hombre supremo, diferente a todos, inspirador, que se destaca en una sociedad global gobernada por políticos oportunistas y deshonestos.No goza de una popularidad masiva. Pero es un ícono. 

Además de su honestidad y su humildad, Mujica fue capaz de practicar el socialismo dentro del marco estrecho del capitalismo. Y lo hizo con éxito: el pueblo uruguayo lo acompañó, y hoy lo extraña. Un sentimiento que se explica según pude comprobar personalmente, porque Mujica vive tal como se lo ve en la película, en su chacra, con sus flores y sus animales, con esa sencillez que para muchos es impostada. Créanme: no lo es. No es una pose.

Es más bien un filósofo con mente práctica. Llegar a una utopía requiere de un fundamental cambio de conciencia.

El Pepe: una vida suprema, narra la experiencia humana de ser primero miembro de una guerrilla urbana para luego tener la calma y la sabiduría necesarias para repensar el mundo contemporáneo. Con esta película, que también puede verse como una historia de amor, como un espejo de la relación que desde hace tantos años lo une a su mujer y compañera, quise hacer una contribución al mundo de la política.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*