Aportes de científicos para la crisis alimentaria

El primer aporte que se puso en marcha es un desarrollo informático que ya le permite al Estado conocer datos sanitarios de la población infantil discriminada por territorio.

«La convocatoria es lanzada en el marco del Plan Argentina contra el Hambre y ya cuenta con 40 proyectos de investigación muy interesantes relacionados con la temática de emergencia alimentaria.La  idea central  es diseñar de «forma transversal e interministerial políticas públicas que den respuestas a los sectores más vulnerables de la sociedad».

En esa línea, el ministerio espera, en un plazo medianamente corto, recibir proyectos y propuestas de investigadores de todo el sistema que aporten información ligada a garantizar el derecho a la alimentación; seguridad y calidad alimentaria y nutricional; políticas sanitarias, materno infantil, de primera infancia y adolescencia; educación alimentaria y nutricional; indicadores de calidad de vida, entre otras temáticas.

«Investigadores del Conicet crearon una plataforma informática que toma datos de más de seis mil centros de salud de todo el país, aportados por el Ministerio de Salud, lo que nos permite evaluar con precisión cuántos chicos, según la región, se encuentran en riesgo por su estado nutricional», explicó Salvarezza. Precisó que este instrumento informático habilita «mejorar la calidad de la formulación e implementación de las políticas públicas»; es  una herramienta  que le permite al Estado intervenir con mayor precisión, sabiendo de esa forma dónde impulsar mayor cantidad de tarjetas alimentarias, por ejemplo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*