Coronavirus: Cómo hacer una huerta en casa

Tres macetas, un poco de sol y perseverancia son suficientes para comenzar a cultivar y obtener los primeros resultados.

  •  El requisito, sin embargo, es contar con un poco de fondo en la  casa al menos.
  • Es posible producir alimentos, realizar compostaje y cumplir con otros procedimientos productivos en lugares en los que, a priori, sería impensado. Implica adaptar tecnologías y discutir soluciones ingeniosas. Algunas estrategias son más costosas (huertas verticales), y otras más económicas y accesibles.
  • Las aboneras en una casa de ciudad sirven por dos razones: para disminuir la cantidad de residuos y para generar tierra fértil para agregarle a las macetas.
  • Lo primero que hay que hacer es buscar envases, recipientes que puedan servir de macetas. Son útiles desde latas de conserva hasta aquellos de telgopor en los que habitualmente comemos helado.
  • Disponer de plantas aromáticas siempre está muy bueno para la cocina; me refiero al perejil, orégano y romero. Luego hay plantas que, aún con pequeños volúmenes de tierra, son fáciles de cultivar y cosechar. Es el caso de la lechuga, la rúcula y la radicheta, así como también el rabanito, que crece rápido y no falla.
  • Es el derecho colectivo de los pueblos a acceder a alimentos sanos, saludables, abundantes y culturalmente aceptados. El poder de las comunidades a decidir qué y cómo producir y alimentarse.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*