La marcha anticuarentena o el aplauso a los «heroes de la salud»

Dos convocatorias diametralmente opuestas tendrán lugar este 17 de agosto, en un nuevo aniversario de la muerte del general San Martín. La más difundida por los grandes medios de comunicación es la movilización fogoneada por una parte de la oposición, que incita a romper el aislamiento obligatorio y movilizarse en contra de las medidas sanitarias con las que el Gobierno pretende evitar el aumento de contagios por coronavirus. La otra será virtual y surgió de forma espontánea en redes sociales, cuando miles de personas comenzaron a contar la historia de sus familiares, amigos y conocidos trabajadores de la salud que están sufriendo en la primera línea de combate contra el virus. Muchos de ellos incluso dejaron la vida atendiendo en los hospitales y clínicas de todo el país. Esta segunda convocatoria buscará retomar los aplausos y homenajes desde los balcones a las 21 que se realizaban al comienzo del aislamiento y que fueron abandonados.

En diálogo con PáginaI12, Gabriela Delelisi, una de las usuarias de Twitter que compartió la idea de volver a realizar el «aplausazo» en apoyo al personal de salud y que luego se hizo viral, aseguró que «la idea no fue hacer algo en paralelo a la otra marcha. Se dio así y partió de una idea muy propositiva, no en contra de nada». Con respecto al día elegido resaltó que «se vincula con que va a ser un día especial en el que se conmemora la muerte de San Martín. Todo el mundo habla del patriotismo, de los héroes de la patria y es un buen momento para pensar y apoyar al personal de salud que son nuestros héroes en este momento tan difícil».

«Los trabajadores de salud la están pasando muy mal y me parece que no estamos teniendo demasiada idea de lo que está sucediendo dentro de los hospitales», aseguró Delelisi. «Es un poco lo que dijo el gobernador Kicillof en la última conferencia de prensa en la que puso blanco sobre negro y contó lo que está pasando con todos los trabajadores de la salud», afirmó haciendo referencia a cuando el gobernador relató su visita la guardia del Hospital Rossi en La Plata. «Pasan cosas que yo no sabía, las vi porque hablé con los enfermeros y médicos de guardia», dijo Kicillof y contó que «cada vez que hay que hisopar a alguien hay que ponerse un equipamiento y sacárselo para atender al próximo paciente. Los médicos realizan 50 cambios de vestimenta. Empezás a transpirar y se te irritan los ojos solo por trabajar en esas condiciones», había descripto el gobernador. «Independientemente de que el personal de salud tiene que tener condiciones dignas, el objetivo del aplausazo es darles un cariño por todo lo que están haciendo y comprometernos a seguir cuidándonos para dejar de darles laburo», finalizó Delelisi.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*