¿Por qué fracasan todas las estrategias para frenar los contagios?

A cualquier sujeto le resulta difícil aceptar la posibilidad de su muerte o enfermedad y también la alteración de su vida cotidiana. Eso explica también el odio en las respuestas anticuarentena”, dijo el  sociólogo Daniel Feierstein,sociólogo e investigador del Conicet.

Para alguien en estado de negación, decirle que vamos mejor, que abrimos actividades y que no habrá colapso es el mejor modo de lograr que ratifiquen la negación. No creo q nadie quiera que mueran argentinos. No sirve echarle la culpa a un político, al otro o a la población. Simplemente no estamos comprendiendo lo que pasa, cuanto menos a nivel de los comportamientos sociales”, sostuvo

«El miedo de la gente pudo vencer al mecanismo de negación. Alcaldes en Italia  o  España, frente  a  un fuerte  rebrote,  gritándole a la población que ya no sabían qué más hacer y que si no se quedaban de una buena vez en sus casas perderían a sus seres queridos”,explicó  el  sociólogo.

«No estoy llamando a reproducir los gritos españoles e italianos, pero sí a comprender que nuestros principales enemigos son la negación y la proyección, como en toda catástrofe. Y que eso no se resuelve ni con camas ni con respiradores.»

Las pandemias involucran acciones humanas. A diferencia de la lluvia, no llegan ni se van sin que logremos transformar la lógica de esas acciones.

Ojalá esta vez sí seamos capaces de comprenderlo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*