Las bibliotecas públicas se reinventaron durante la pandemia, con delivery y diversas actividades

Centenarias y populares, las bibliotecas públicas de todo el país lograron sortear las restricciones de la pandemia con protocolos sanitarios, delivery y programas interactivos que les permitieron reivindicar su prestigio y adaptarse a los tiempos tecnológicos con talleres de lectura y actividades sociales.

En Buenos Aires, por ejemplo, la Biblioteca Popular Bernardino Rivadavia de Bahía Blanca, de 138 años, trabajó durante la pandemia con un servicio de «bibliodelivery» desde mayo y hace 20 días que permite el ingreso de socios.

«Las salas de lectura no están habilitadas y el personal trabaja con barbijos, guantes, distanciamiento. Están señalizados los lugares, hay mamparas y plásticos para separar» al personal y a los socios, añadió.

También dieron actividades virtuales como una capacitación y un ciclo de lectura de poemas y destacó que realizaron colectas para ayudar a merenderos.Son instituciones que no han perdido su prestigio».

 

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*