Diario de la pandemia: recuperados relatan cómo transitaron la enfermedad

La  mayoría  afirmó  que «no hay que descuidarse ni dos minutos» y aplicar las medidas de prevención, como la distancia social, el barbijo y la higiene extrema, para evitar los contagios porque «es un virus bravo y uno se confía demasiado».

Romina Gastinel, comerciante de Bahía Blanca, dijo a Télam: «empecé un domingo con un leve resfrío, el lunes con una molestia en la garganta pero era suave» y señaló que «ya el martes no podía respirar, tenía dolor generalizado, fiebre, cansancio, no podía hablar y no tenía olfato«.

Luego de transitar la enfermedad en su casa, «donde por suerte no afectó las vías respiratorias», la mujer contó que «el cuerpo quedó sin fuerzas y hoy en día lo que me quedó es que no recuperé el olfato y me afectó la parte auditiva«.

«Es una fea experiencia y hay que cuidarse, mantener la distancia y usar barbijo», agregó.

En Neuquén, el extrabajador de la salud y ahora jubilado Baltazar Álvarez (62) dijo: «me cuesta entender que la gente no se dé cuenta que los hospitales están saturados, que no hay más respiradores, que es mínimo el lugar que hay y que no tomen conciencia de lo que es esta enfermedad porque no podemos esperar a tener más muertos para darnos cuenta que la conciencia colectiva es lo más importante».

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*